Contáctenos
Contáctenos
Tienda Virtual

Actualidades

YA ES HORA DE APOSTARLE AL USO DE LA ENERGÍA SOLAR EN EL CARIBE

YA ES HORA DE APOSTARLE AL USO DE LA ENERGÍA SOLAR EN EL CARIBE

El 15 de julio de 2002 la vida les cambió a por lo menos 21 familias humildes de Bocatocino, corregimiento de Juan de Acosta, localizado a 45 minutos de Barranquilla, frente al mar Caribe y cerca a la autopista que comunica con Cartagena.


Al llegar diciembre, por primera vez en 80 años, no celebraron la Navidad a oscuras y con la amenización de un equipo de sonido conectado a una planta eléctrica por la que tenían que pagar 30 mil pesos. Tampoco se vieron obligados a prender bombillas con la ayuda de baterías de carros.


"Los 31 de diciembre quemábamos muñecos para que nos alumbraran", recordó en su momento Ana Ortega.
Se trataba de una iniciativa liderada por la Administración del entonces Gobernador Ventura Díaz, que no le apostaba a electrificar Bocatocino, ni mucho menos. Con una planta solar de la época se logró surtir de luz a por lo menos 8 casas y el colegio.


Ese primer experimento con energía fotovoltaica (solar), en el Atlántico, sirvió para la creación de un sistema capaz de producir 1.200 vatios diarios, idóneos para conectar en cada predio cuatro lámparas fluorescentes, un ventilador, un televisor, una licuadora, un radio pequeño y cargar el celular.
"Notamos que era muy costoso instalar las redes de distribución de energía eléctrica. Esas personas vivían como en otra galaxia y lo tomaron con mucho agrado", explicó el exgobernador, quien asegura que al término de su mandato dejó funcionando los paneles solares que se instalaron hace exactamente una década.


Tecnología de punta
Y es con algo parecido a lo que sacó a Bocatocino de las tinieblas con lo que Avanti, empresa barranquillera con cuatro años de conformada, pretende salir al mercado. Se trata de la Planta Solar: 'Plug and Play' (Conecte y funciona), un kit de supervivencia para que llevar energía a lugares donde el servicio no llega deje de ser un problema.
Antoni Torrents, español residenciado en Barranquilla y gerente de Avanti, considera que lo más importante es que ya se hicieron las respectivas pruebas del equipo y los resultados no pudieron ser mejores.


Torrents explica que en su natal Barcelona es normal escuchar hablar con cotidianidad de la energía producida con los rayos solares, por lo que para él no resulta como solo un experimento.
"El principal obstáculo es que en países como este existe desconocimiento, pero lo cierto es que ahora mismo es cien por ciento viable", argumentó. Y es que 'Plug and Play' funciona desde hace unos meses en una casa de playa ubicada en Santa Verónica, también corregimiento del municipio de Juan de Acosta.


El kilovatio que produce, según las características de su diseño, mantiene con energía 10 bombillo LED, (de bajo consumo), un televisor, cuatro o cinco abanicos, así como portátiles y teléfonos celulares. La duración de la carga es diaria.


"El equipo además es fácil de instalar, ya que consta de un captador solar, paneles a base de silicio amorfo traído de Estados Unidos, un armario portátil que saca los conectores para alimentar de energía el lugar que queramos", dijo Torrents.


Para el español es importante recordar que la ubicación de Barranquilla es privilegiada para esta energía. "De ahí que el equipo cueste acá 9 millones 700 mil pesos, mientras que en Bogotá 11 millones 700 mil pesos", concluyó Torrents.


Hasta en la navegación
El Turanor es un catamarán suizo logró darle la vuelta al mundo después de 548 días de travesía y luego de recorrer más de 59 mil kilómetros.
Lo interesante es que por pertenecer a la empresa PlanetSolar, lo consiguió impulsado únicamente con energía solar que se captó por medio de los 38.000 páneles con que fue construido.


La embarcación ecológica, que tiene un peso de 90 toneladas, sirvió para un experimento que buscaba establecer la capacidad de la electricidad que generaban las placas solares que fueron instaladas en su cubierta.


El Turanor PlanetSolar arrancó su travesía en septiembre de 2010 desde puerto Hércules, en Mónaco, y regresó al mismo lugar de inicio de la expedición el pasado 4 de mayo de 2011.
Fue tripulado por seis expertos que mediaron con rutas cambiantes debido a los altibajos del clima. Los reportes les llegaban vía GPS a un computador. 


Fuente: http://www.eltiempo.com/

Síguenos y compártenos en nuestras redes sociales




Como Ambiente Soluciones es un orgullo obtener el Certificado en Responsabilidad Social, es la ratificación de un compromiso constante con la sociedad y el planeta,

ALIADOS, CERTIFICACIONES Y AGREMIACIONES