ENERGÍAS RENOVABLES Y SUSTENTABLES

ENERGÍAS RENOVABLES Y SUSTENTABLES

Las fuentes renovables de energía vienen aumentando su participación en las matrices energéticas de nuestra región aunque a un paso bastante más lento que el crecimiento del consumo. Algunos países han adoptado metas cuantitativas como el PROINFA de Brasil o el reciente llamado a compra de renovables en Uruguay y también se han tomado algunas metas porcentuales como las que se han establecido para el caso de los biocombustibles en Argentina, Brasil y Uruguay.



Pero dado el crecimiento esperado de la demanda energética del orden del 4 ó 5 por ciento anual y la crisis del petróleo (1), no parece que el ritmo de incorporación de renovables vaya a dar cuenta de la brecha que puede producirse entre la oferta y la demanda en los años venideros. Pero además, este crecimiento no se va a verificar solamente en nuestra región sino que será de todo el mundo, especialmente ciertas partes del mundo en desarrollo. En los últimos 10 años China duplicó su consumo diario de petróleo y se espera para los próximos años un crecimiento de demanda de energía a una tasa anual de entre el 10% y el 14%.



Algunos de nuestros países se están preparando para abastecer esa demanda internacional. Bolivia tiene un promisorio mercado de gas natural líquido en Méjico y Estados Unidos y dependerá de cómo terminen las negociaciones con sus vecinos que estos negocios se concreten. Brasil por su parte se prepara para ser el gran abastecedor de biocombustibles del planeta:



“Brasil será, dentro de 20 o 30 años, la potencia energética más grande del planeta. Alcanzamos la autosuficiencia en materia de petróleo, en dos años vamos a producir la mayor parte del gas que consumimos y somos los más competitivos en lo que hace a la producción de etanol y biodiesel. Brasil registra una revolución energética. Ya hicimos la del etanol, y ahora vamos a hacer la del biodiesel”.

Esto declaró Lula el pasado 25 de mayo al diario Clarín de Argentina, reafirmando una pretensión que su país viene impulsando con fuerza. Líder mundial en producción y exportación de alcohol combustible, Brasil espera obtener unos 16.000 millones de litros de etanol de la cosecha 2005-2006, de los cuales 2.500 millones serán exportados a Estados Unidos, Corea del Sur, la India, Suecia y Japón.

Este desarrollo no será inocuo para los ecosistemas brasileños. Cálculos que hemos hecho con algunos colegas (2) indican que, para sustituir 50% del combustible utilizado por el sector de transporte, serían necesarias, dependiendo del cultivo elegido, entre 18 y 224 millones de hectáreas (esta última cifra equivale a aproximadamente el total de tierras cultivadas hoy en ese país). Si se introdujeran manejos y estándares ambientales y sociales del tipo de la producción orgánica, estos requerimientos serían aún mayores. ¿Cómo, entonces, va a hacer Brasil para abastecer su propio mercado interno y convertirse en "la potencia energética más grande del planeta" sin producir una catástrofe ambiental? La cuestión está por verse.



Impactos negativos de los Biocombutibles

El fenómeno del cambio climático provocado por los combustibles fósiles y la constante suba del precio del petróleo son los factores clave para que el mercado de los combustibles derivados de la biomasa esté creciendo en todo el planeta. Sin embargo, algunas experiencias ya están dando cuenta de una serie de efectos que –en la gran escala que se espera- pueden ser negativos. Particularmente se teme por las condiciones laborales de los asalariados rurales, la concentración del comercio en las grandes transnacionales de granos y de energía, los impactos ambientales de los monocultivos extensivos, la competencia por el uso del suelo con cultivos alimentarios, el uso de semillas transgénicas, entre otros.



“Los biocombustibles, como ser el etanol y diesel ecológico, que pueden ser fabricados a partir de productos agrícolas de producción masiva, como la caña de azúcar, el maíz, la soya y otros, si bien se han presentado como una alternativa hasta el presente, su uso esta siendo debatido por dos razones fundamentales. Primero, que los precios se están acomodando a los precios del petróleo y sus derivados y se están convirtiendo en otro commodity para uso energético y por lo tanto el beneficio económico que se esperaba no resulta ser beneficios, a no ser que se fijen los precios, violando equilibrios de mercado. Por el otro lado, si su uso se llegara a masificar y se sustituiría en gran parte a los combustibles fósiles, se estaría generando en una alternativa contra la producción alimentaria a favor de la energía, que podría tener serios desbalances en el futuro”. (Alvaro Ríos Roca, Secretario Ejecutivo de OLADE)



“Para los próximos 15 a 20 años veremos a los biocombustibles suministrando del 25% de la demanda mundial de energía” dijo Alexander Müller, Director General del Departamento de Desarrollo Sustentable de la FAO. Pero la FAO está más interesada en el impacto que esto pueda tener en los pequeños productores y las implicancias para la seguridad alimentaria y el desarrollo rural.



“Los agricultores, particularmente el las áreas tropicales, están viendo nuevas oportunidades para aumentar su producción y sus ingresos”, dijo Gustavo Best, Coordinador de Energía de la FAO. Pero debemos ser cuidadosos. Necesitamos planificarlo. La competencia por la tierra entre la producción de alimentos y de energía tiene que convertirse en un beneficio positivo común.



Una amenaza, por ejemplo, es que la promoción en gran escala de la bioenergía basada en monocultivos intensivos pueda terminar en un sector dominado por unos pocos gigantes agroenergéticos sin ninguna ganancia significativa para los pequeños productores



Fuente de la nota: http://energiasur.com/








Mis compras


 © Copyright AMBIENTE SOLUCIONES SAS www.ambientesoluciones.com 2010 - 2013. Todos los Derechos Reservados 

 

Sómos líderes en venta de productos como: Energía solar, reflectores Led, árboles led, enfriadores
evaporativos, paneles solares, nevera solar, proyectores led, spot led, generadores eólicos.

Calle 47 D  N° 72 - 83  Teléfono: (57) + (4) + 448 03 98 ó Telefax: 412 56 66  Cel: 3012034249
Barrio Florida Nueva - Sector Estadio
Medellín - Colombia - Suramérica